¡Qué bien!

Entre noviembre de 2002 y mayo de 2009 formé parte del grupo de narradoras que llevaba a cabo las sesiones de "La hora del cuento" en las bibliotecas del municipio de Tías, en Lanzarote. En buena medida, haber tenido la oportunidad de trabajar durante tantos años en estas biblitotecas de forma constante y regular, ha contribuido muchísimo a que hoy por hoy, me dedique a contar cuentos.

Cuando comenzamos a preparar la temporada 2009-2010 nos encontramos con una sorpresa inesperada: se acababa "La hora del cuento", la Concejalía de Cultura decidió cancelar la actividad. ¿Por qué? La gran excusa, la crisis, claro. La noticia no obstante, empezamos a presentirla unos meses antes, cuando en abril de 2009 se suspendía después de 12 ediciones, "La semana de la Literatura", un festival de narración oral único en la isla, que nos permitía escuchar y conocer a narradores de todo el país.

Las bibliotecas del municipio de Tías han sido durante la última década, las únicas de la isla de Lanzarote que han ofrecido a sus usuarios una programación constante de sesiones de cuentos, y han sido impulsoras de la narración oral al celebrar año tras año "La semana de la Literatura", por eso, el cese de su actividad ha supuesto una gran pérdida.

El martes 14 y el jueves 16 de diciembre de 2010, los cuentos volvieron a las bibliotecas del municipio. Junto a mi compañera y amiga Miren Edurne Vázquez, compartí una sensación semejante a la que produce volver a casa después de pasar tiempo fuera, fue un reencuentro con un pasado lleno de buenos recuerdos. Dos tardes de cuentos que llenamos de historias y que nos llenaron de esperanzas, esperanzas de que sea posible seguir contando, seguir compartiendo la palabra.

Por ahora no se reinicia la programación, han sido dos sesiones puntuales, en las que eso sí, el apoyo del público fue absoluto, en ambas biblios lleno total, lo que confirma la idea de que el público quiere escuchar cuentos, y eso nos llenó de alegría a las cuatro, contadoras y bibliotecarias.

Ojalá vuelvan los cuentos a esta islita: "La hora del cuento" en las biblios de Tías y Puerto del Carmen; "La semana de la Literatura" de Tías; la Feria del Libro de Arrecife con contadores de aquí y de allá (en los mejores tiempos teníamos 5 días de cuentos con otros tantos narradores, en 2010 solo 1); las extensiones del Festival de Agüimes por toda la isla (años atrás cuatro municipios de hacían eco de este festival grancanario, llegando a haber muchas sesiones de narración, en 2010 hubo dos únicas sesiones); puestos a pedir, que vuelva también el Festival de Títeres de Tías (nuestra oportunidad, una vez al año, de acudir a representaciones profesionales de títeres). Por favor políticos, que no cuesta tanto y sirve para mucho más que las chuletadas populares.

Miren Edurne y yo nos decidimos por nuestra sesión "De Reyes y Reinas", en la que jugamos a que Miren es reina o princesa (según tengamos el día) y yo su paje (termino siendo su amiga), y como la ocasión era especial, nos animamos y le pusimos al asunto un poquito de música de acordeón y bailamos y todo.


Y ojalá el cuento no haya terminado, sino apenas comenzado.

No hay comentarios: