Cuando el Piano Cuenta...

Cuento que estoy contenta, cuento que aunque no cuento cuentos en este espectáculo sí cuento cosas. ¿Qué cosas? Esto y lo otro, no lo puedo desvelar....
Cuento que, junto a las pianistas Maribel Diport y Paz Jaramillo, me he embarcado con ilusión en este nuevo proyecto que me gusta cada vez más.
Cuento que estos días lo estamos poniendo en escena, en Lanzarote, en el Salón Indieras de Tías, sin apoyo institucional.
Cuento que es una pena que la crisis sea la excusa perfecta para que los políticos sigan haciendo lo que les viene en gana y además hagan menos que nunca en lo que se refiere a Educación, Cultura y Servicios Sociales.
Cuento, que a pesar de ello, somos muchos los que seguimos empeñados en seguir adelante, a pesar de que tarden en pagarnos, nos paguen poco, nos quieran pagar menos, e incluso pretendan no pagarnos.
Y es que si una chica de 14 años, al salir del espectáculo, se para frente a nosotras y nos dice cosas que hacen que se pongan los vellos de punta; o si un niño de 7 dice con una gran sonrisa: "Me ha gustado mucho, estaba como en un sueño, y la música ¡Qué bonita toda!"; si cuando al despedirnos se quedan mirándonos con ojos grandes e inmensos; si casi todos salen con una sonrisa... pues ¡Cómo no va uno a querer seguir adelante!
Entre el jueves 14 y el martes 19 de octubre, 11 colegios de la isla vendrán a "Cuando el Piano Cuenta... Mama Oca & Papá Piano".


Cuando el piano cuenta es un espectáculo en el que la música y la palabra componen la partitura de un viaje mágico a través de las impresiones, las emociones, las sensaciones. Mamá Oca & Papá Piano es un juego de palabras que entrelaza voces y maneras de contar. 

Mamá Oca en la tradición popular francesa es una mujer de campo siempre rodeada de niños a los que cuenta historias; es además el nombre de la primera obra de este concierto, compuesta por Ravel e inspirada en cuentos infantiles. El piano, considerado por muchos el padre de los instrumentos, se convierte en Papá Piano y en el compañero de Mamá Oca en esta aventura, siendo la voz musical que contará historias. 

Dos pianistas y una narradora nos invitan a disfrutar de la música con intensidad, a dejarnos llevar por su poder para hacernos soñar, conmovernos, recordar, evocar... 

Piezas de Ravel, Debussy y Gershwin interpretadas a cuatro manos en un piano de cola, y el tempo de la palabra, convierten este espectáculo en una suerte de fórmula mágica con la que introducir a niños y adultos en el apasionante mundo de la música clásica. 




Y aquí estamos las tres. De derecha a izquierda: Maribel Diport, Paz Jaramillo y yo. Nos hicimos la foto en junio, al finalizar las dos primeras sesiones que realizamos, o dicho de otro modo, en lo que podríamos llamar (para hacernos un poquito las interesantes) el preestreno de Cuando el Piano Cuenta...







Y las primeras fotos de estos días...










No hay comentarios: