"Rumbo a la Aventura"

29-12-2009
Esta sesión de cuentos, apta para público infantil o familiar, fue la segunda actuación durante las fechas navideñas que realicé en Puerto del Rosario, capital de Fuerteventura. Llegué a la isla con tiempo suficiente para pasar un rato entre las dunas de Corralejo. Una hermosa extensión de arena blanca que llega hasta el mar. Me sorprendió descubrir que las dunas tenían menos arena que de costumbre, el viento y la lluvia del otoño canario habían modificado un paisaje conocido, y al mismo tiempo un paisaje siempre nuevo. Mis ojos se llenaron de belleza.

Después, al llegar a Puerto del Rosario Noelia me esperaba para guiarme hasta la plaza donde los cuentos cobrarían vida. Esta vez, "Rumbo a la Aventura" igual que las dunas, había cambiado su forma y tendría palabras nuevas que ocuparían el lugar de las que se había llevado el viento. Como toda aventura necesita de un buen equipamiento yo llevaba el mío: una espumadera, un colador, unas gafas de agua y una cantimplora. De esta guisa y custodiada por una impresionante palmera comencé a contar cuando la tarde empezaba a caer. El atardecer acompañó los primeros cuentos, y la noche abrigó los últimos. Nada más terminar salí corriendo, volando, porque me extendí más de la cuenta, el último barco hacia Lanzarote zarpaba en 35 minutos, y sin contar imprevistos ni demasiado tráfico me encontraba a media hora del puerto. Creo que nunca había conducido tan "aventureramente". Increíble: llegué a tiempo, me presente ante la puerta de embarque 2 minutos antes de que se soltaran amarras y se oyera la sonora bocina del barco. Surcar el mar en plena noche y después atravesar bajo la luna el parque de Timanfaya, solitario y misterioso, fue el final de mi aventura. 

¿Quieres ver algunas imágenes? Noelia me hizo tantas fotos que he montado un video con ellas.
  

No hay comentarios: